ÍndicePortal*CalendarioGaleríaFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 La Saga de Ares

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
.S e L p h i e.
Deidad Olimpica
Deidad Olimpica
avatar

Cantidad de envíos : 633
Edad : 25
Localización : Santuario Griego
Puntos : 842
Fecha de inscripción : 18/01/2009

MensajeTema: La Saga de Ares   Miér Feb 18, 2009 7:53 pm



Autor: Juan Sebastián Gallego Vegas (España)
Me ah parecido buena historia, recalco que no soy la autora.

Prólogo



EL FUTURO DE LOS CABALLEROS DE ATENEA



SALÓN DEL GRAN PATRIARCA,

SANTUARIO DE ATENEA;

1986.





Saori Kido, la reencarnación de la diosa Atenea en la actualidad, estaba sentada en el trono del Gran Patriarca, el representante de Atenea en la Tierra en ausencia de esta.

En ese momento entró un soldado.

-Mi señora- dijo el soldado-. Los Caballeros del Dragón, del Cisne, de Andrómeda y del Fénix han llegado.

-Hazlos pasar.

Shiryu, Hyoga, Shun e Ikki entraron en el salón.

-¿Querías vernos, Saori?- preguntó Shun.

-Sí- contestó ella-. ¿Cómo está Seiya?

-Está descansando- contestó Shiryu- Marin está atendiéndole.

-Bien. Bueno, la verdad es que no os he llamado solo para eso.

-¿Para qué nos ha llamado entonces?- preguntó Hyoga.

-La Guerra Santa contra Hades ha terminado, nuestro verdadero enemigo ha sido vencido. Pero volverá a intentar conquistar el mundo dentro de otros doscientos o doscientos cincuenta años.

-¿Qué?- preguntaron sorprendidos los cuatro Caballeros de Bronce.

-¿Cómo es posible?- preguntó Ikki.

-Lo hemos matado- añadió Shun.

-¿De verdad creéis que eso le impedirá regresar? Hades es un dios y como tal, un ser que ha ascendido al nivel de conciencia definitivo. Es decir, es un ser completamente libre de las ataduras del mundo físico. Esto significa que puede que este muerto, sí, pero puede, con total libertad, resucitar, reencarnarse. En definitiva: hacer lo que le plazca.

-Pero, de todas formas, aunque vuelva, no lo hará hasta dentro de doscientos años, ¿no?- replicó Shun.

-Así es. Pero aún así hemos de empezar ya a prepararnos para la próxima guerra.

-¿Y como lo vamos a hacer?- preguntó Hyoga.

-Tenemos que reconstruir el Santuario y comenzar a preparar a nuevos Caballeros. Y vamos a empezar ya: lo primero es elegir de entre vosotros al nuevo Gran Patriarca y aquel que deberá vigilar la Torre de los 108 Espectros.

-¿A quién has elegido?

-En cuanto al vigilante de la Torre de los 108 Espectros he decidido que sea Shiryu. Su maestro Dohko de Libra ya lo fue antes que él, de modo que me parece lo más apropiado. Además, así podrá vivir en paz junto a Shunrei en los Cinco Picos de Rozan.

-Gracias, Saori- dijo Shiryu-. Pero, ¿me insuflarás el Misophetamenos?

-No. Haré algo mejor. Te concederé la vida y juventud eternas.

-De acuerdo.

-Bien- intervino Ikki-. ¿Y quién será el nuevo Gran Patriarca?

-Había pensado en un primer momento nombrar Gran Patriarca a Seiya, pero quizá nunca se recupere de las heridas que le ha infligido Hades. Así que he decidido que el nuevo Gran Patriarca sea Shun.

-¿Yo?

-Sí, Shun. En la lucha contra Hades has demostrado ser un gran caballero. Y la verdad es que en todas las luchas también. Eres el más noble y tienes un gran sentido de la paz y la justicia. Eres el más indicado.

-Yo… No sé qué decir. Gracias.

Saori asintió.

-Pero antes de que cada uno de vosotros asuma vuestra nueva misión, Shiryu, Shun, debo ascenderos a caballeros de oro. Por lo menos a Shun, pues solo un Caballero de Oro puede ocupar el cargo de Gran Patriarca.

El Cosmos de Saori comenzó a brillar, convocando dos armaduras de oro, las cuales no tardaron en hacer acto de presencia en el salón.

Una vez llegaron, Saori dijo:

-Shun, acércate. Como ya te he dicho, he decidido nombrarte nuevo Gran Patriarca. Pero para ello, debes ser Caballero de Oro. De modo que te asciendo a caballero de oro y te entrego la Armadura de Oro de Virgo.

Shun se acercó a la Armadura de Virgo y esta se separó en partes y vistió a Shun.

-Acércate tú también Shiryu. Los Caballeros de Oro son la elite de la Orden de Caballería, mi “guardia de honor”, por lo que los primeros Caballeros que debemos reclutar es a los nuevos Caballeros de Oro. Por ello, te asciendo a Caballero de Oro y te hago entrega de la Armadura de tu maestro: la Armadura de Oro de Libra.

La Armadura de Libra vistió a Shiryu.

-Y, finalmente, por el motivo que le he dicho a Shiryu, a vosotros también, Ikki y Hyoga, os asciendo a Caballeros de Oro y os hago entrega de las Armaduras de Leo y Acuario, respectivamente.

Las Armaduras de Acuario y Leo hicieron acto de presencia y vistieron a Ikki y Hyoga.

-Y ahora, sí- continuó Saori. Y cambiando a un tono solemne y autoritario, añadió:

-Shun de Virgo. Desde este momento te nombró Gran Patriarca del Santuario de Atenea y mi representante en la Tierra.

-Gracias, mi señora- replicó Shun, arrodillándose.

-Shiryu de Libra. Te encomiendo la misión de vigilar el sello sagrado que he impuesto a los 108 Espectros de Hades en una torre en los Cinco Picos de Rozan en China. Para ello te concedo la vida y juventud eternas.

-Cumpliré con sumo gusto mi misión de vigilancia, mi señora.

-Muy bien. Ahora solo me resta contaros lo que he planeado para el futuro.

“En cuanto a la reconstrucción del Santuario he decidido acudir a los recursos de la Fundación Graude e intentaré lograr la colaboración de las Industrias Solo. El reclutamiento de nuevos caballeros correrá a cargo de la Fundación Graude, que los reclutará de entre todos los niños huérfanos que estén bajo su tutoría. Y esto será así a partir de ahora y para siempre y por siempre, ya que es la única forma de poder mantener la Orden de Caballería en estos tiempos en los que ya nadie cree en los dioses.

Por todo esto, he decidido lo siguiente: Además de Shiryu, también Shun recibirá la vida y juventud eternas, pues mis futuras reencarnaciones deberán criarse en el seno de la familia Kido y, como cada vez que me reencarno lo hago materializándome bajo la apariencia de un bebé que aparece repentinamente a los pies de mi estatua, alguien debe entregarme a dicha familia. Es para asegurarme de que así se hará siempre y para evitar problemas como la traición de Saga de Géminis que concedo a Shun la inmortalidad total: ni siquiera podrá morir asesinado”.

-Así lo haré, mi señora.

-Muy bien, eso es todo. Ya solo me resta despedirme de vosotros, mis leales Caballeros. Ahora nos separaremos: yo regresaré a Japón para hacerme cargo de la Fundación para asegurarme de que cumpla su papel en mis planes para el futuro. Shiryu se marchará a los Cinco Picos a cumplir su misión de vigilancia. Shun se quedará ya aquí en calidad de Gran Patriarca. Y en cuanto a vosotros, Hyoga e Ikki, no os encomiendo ninguna misión: desde este momento sois libres para hacer lo que os plazca.

-Yo regresaré a Siberia- anunció Hyoga.

-Yo me quedaré en el Santuario. Así estaremos Shun y yo juntos y, además, protegeré el Santuario como Caballero de Oro de Leo.

-Muy bien. Ya es tarde. Buenas noches y hasta mañana- se despidió Saori.

-Hasta mañana- respondieron todos.

Saori abandonó el salón.

Los demás se dieron las buenas noches también los unos a los otros y se fueron a dormir.





Al día siguiente se reunieron en la cabaña de Marin y Seiya para despedirse antes de separarse.

Tras la despedida, Shiryu regresó a los Cinco Picos y Hyoga se marchó a Siberia. Saori se quedó ese día en el Santuario y al siguiente regresó a Japón.

Y Shun y su hermano Ikki se quedaron en el Santuario.




_________________
M e g a m i A t h e n a
Selphie  Sagara Yagami
I'm yours and suddenly you're mine...


Volver arriba Ir abajo
.S e L p h i e.
Deidad Olimpica
Deidad Olimpica
avatar

Cantidad de envíos : 633
Edad : 25
Localización : Santuario Griego
Puntos : 842
Fecha de inscripción : 18/01/2009

MensajeTema: Capítulo 1   Miér Feb 18, 2009 7:55 pm

EL RENACIMIENTO DEL SEÑOR DE LA GUERRA

ATENAS, GRECIA;

21 DE MARZO DE 2006.





Adolf Munch entró en el restaurante del hotel en que se hospedaban él y sus padres.

Adolf era un adolescente noruego de dieciséis años.

Él y sus padres habían venido a Grecia en un viaje de negocios de su padre.

El padre de Adolf era director de una empresa que fabricaba armas. Tenía un contrato con el ejército de Grecia y había viajado a Atenas para participar en una exposición sobre tecnología organizada por el Ministerio de Defensa de Grecia.

Adolf se acercó a la mesa a la cual se habían sentado sus padres y se sentó junto a ellos.

-Adolf- dijo su madre-. ¿Qué tal has dormido, hijo?

-Muy bien, mamá- contestó Adolf.

El camarero se acercó a ellos.

-¿Qué van a tomar para desayunar?

-Adolf- dijo el señor Munch.

-Un café capuchino con dos tostadas con mantequilla y mermelada de naranja.

Los señores Munch pidieron lo mismo.



Cuando terminaron salieron a la calle.

A la puerta del hotel estaba ya esperándoles una limusina para llevarles al lugar donde se celebraría la convención.

Montaron en la limusina.

-Señor- saludó el chofer al señor Munch, abriéndole la portezuela del pasajero.

El señor y la señora Munch se sentaron en la segunda fila de asientos traseros y Adolf en la primera, que estaba orientada de forma que Adolf iba sentado mirando de frente a sus padres.





La limusina se detuvo ante la puerta del centro de convenciones.

La familia Munch abandonó la limusina y entró en el edificio.

-¿Dónde está el stand de nuestra compañía, papá?- preguntó Adolf.

-No lo sé, Adolf- contestó el padre de Adolf-. Ahora lo veremos. Primero vamos a ver si vemos a Tom. Él nos hará de guía por la exposición.

Un hombre se acercó al señor Munch.

-Alfred, estoy aquí- dijo el hombre.

-¡Hola, Tom!- le saludó el señor Munch-. Estábamos buscándote.

-Ven- le indicó Tom-. Nuestro stand está por aquí.



-Y bien- dijo Tom, cuando terminó de mostrarle el stand al señor Munch y explicarle que todo estaba como él quería-. ¿Qué te parece?

-Muy bien. Buen trabajo, Tom.

-Bien- dijo Tom-. ¿Queréis ver el resto de la exposición?

-Sí- contestó el señor Munch-. Vamos.

Los cuatro echaron a andar.

Tom los guió por la exposición, presentándoles brevemente cada stand.

Les llevó una hora verlo todo.



Tom miró su reloj.

-Dentro de cinco minutos empezará nuestra conferencia- anunció.

-Bien- replicó el señor Munch-. Vamos preparándonos entonces.

El señor Munch se volvió hacia su hijo y su esposa.

-¿Vosotros vais a asistir a la conferencia?- les preguntó.

-Por supuesto- contestó la señora Munch.

-Yo no- dijo Adolf-. No me llama la atención.

-¿Y qué vas a hacer tú solo?- preguntó el señor Munch.

-Iré a ver ese templo que hay aquí, enfrente de este edificio.

-Vale. Toma dinero para la entrada.

El señor Munch le dio un billete de cinco euros a Adolf.







Adolf entró en el templo de Ares.

Vio tras el altar una estatua del dios Ares y se acercó a ella.

Estaba observando la estatua detenidamente, cuando sintió que alguien se acercaba a él por detrás.

Adolf se volvió y vio que se trataba de una chica joven, una adolescente. Tendría la misma edad que él.

-Hola- la saludó Adolf.

-Hola- contestó ella.

Se quedaron callados unos segundos.

-Es preciosa, ¿verdad?- dijo la chica finalmente.

-Sí- contestó Adolf-. La verdad es que sí.

-¿Te gusta la mitología griega?- preguntó ella.

-Sí. Pero lo cierto es que no he entrado aquí por eso.

-¿Entonces por qué has entrado?

-¿Ves ese edificio de ahí enfrente?- replicó Adolf señalando al exterior del templo.

-Sí.

-Mi padre está allí por asuntos de trabajo. Me estaba aburriendo y salí afuera. Entonces vi este templo y… algo de él me llamó la atención y entré.

-Entiendo.

-Por cierto, me llamo Adolf, soy de Noruega.

-Yo soy Eris. Soy de aquí, de Atenas.

-Encantado. Así que te llamas como la diosa de la Discordia.

-Sí. Y si he de serte sincera, por eso estoy aquí.

-¿Qué? ¿Qué quieres decir?

-No me llamo Eris porque sí o porque mis padres sean unos forofos de la mitología griega. Yo soy la reencarnación de la Diosa de la Discordia.

-Sí, claro.

-Es cierto. Yo soy Eris, Diosa de la Discordia y estoy aquí porque tú eres la reencarnación de Ares, el Dios de la Guerra.

-¡Estas loca!- exclamó Adolf con enfado y echó a andar hacia la salida.

-Yo sé que no has entrado aquí solamente porque te llamara la atención. No es exactamente que te llame la atención. Es más bien que te resulta familiar, ¿verdad?

Adolf se paró en seco y se volvió para mirar a Eris.

-¿Cómo has dicho?

-Este templo te resulta familiar, como si ya hubieras estado aquí, ¿cierto?

-¿Cómo sabes tú eso?- preguntó Adolf con suspicacia.

-Ya te lo he dicho. Yo soy Eris. Y tú la reencarnación de Ares.

Adolf no dijo nada.

Eris se acercó a él.

-¿Quieres saber por qué te resulta tan familiar este templo?

-Sí.

-Te resulta tan familiar porque estuviste en este mismo templo hace ya 513 años.

-¿Hace 513 años? ¿Dices que ya estuve en este templo en 1493?

-Exacto.

-¿Cómo? ¿Por qué?

-Estuviste aquí durante la guerra entre Ares y Atenea que se libró en 1493. Y tú eras Ares.

En ese momento, el espíritu de Ares se despertó en Adolf. Adolf comenzó a emitir un poderoso cosmos divino.

-Sí. Ahora lo recuerdo. Es cierto, soy Ares, el Dios de la Guerra. Y he despertado en esta era para acabar de una vez por todas con Atenea.

Adolf miró la estatua de Ares.

-Ha llegado el momento. Después de 513 años mi arma sagrada, la Lanza de Ares, despertará de su letargo, reuniré a mis fieles berserkers y destruiré a Atenea.

Ares proyectó su cosmos contra la estatua, la cual se derrumbó en pedazos. A continuación el pedestal reventó revelando lo que Atenea había ocultado en él, protegido por un sello sagrado: la Lanza de Ares.

continuará...

_________________
M e g a m i A t h e n a
Selphie  Sagara Yagami
I'm yours and suddenly you're mine...


Volver arriba Ir abajo
Max
Representante Divino
Representante Divino
avatar

Cantidad de envíos : 571
Edad : 28
Localización : Casa de Virgo
Puntos : 823
Fecha de inscripción : 02/02/2009

MensajeTema: Re: La Saga de Ares   Dom Jun 07, 2009 2:57 am

QUE INTRIGA ¿CUANDO CONTINUA?

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://casadevirgo.spaces.live.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Saga de Ares   

Volver arriba Ir abajo
 
La Saga de Ares
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Saga Vallerandas- Lisa Kleypas
» 19 ENERO - Robert Pattinson habla sobre el final de la Saga Crepúsculo
» 28 Julio - "La Saga Crepusculo" entre las 100 Sagas Imprescindibles del Cine.
» PROPUESTA DE OCTUBRE - ¿Cual es para ti el mejor libro de la Saga Crepúsculo?
» 13 Octubre - ESPAÑA - MARATÓN ESPECIAL: LA SAGA CREPÚSCULO

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Saint Seiya :: Zona Fic's-
Cambiar a: